Hacer la transición del Desarrollo Web al desarrollo Móvil de aplicaciones es a veces complicado. Hay una serie de desafíos, algunos de los cuales se analizan a continuación. Veamos cómo trabajar alrededor de ellos:

Consideraciones del Desarrollo Web

El Desarrollo Web es una plataforma más madura. No se puede evitar que las bibliotecas disponibles para los desarrolladores de aplicaciones para móviles no son tan estandarizadas ni robustas como sus contrapartes web. Por ejemplo, no hay nada tan maduro como JQuery en el móvil.

Cuando desee apartarse de los patrones estándar de iOS/Android, acabará tropezando con muchos errores y lo hará sin tener una comunidad tan grande como para recurrir a ayuda.

Además, aunque casi todas las páginas web incluyen el HTML estándar, Javascript, DOM, etc, no hay equivalente para las aplicaciones móviles. Esto da como resultado un tiempo de aceleración mucho mayor.

La mayoría de los desarrolladores pueden convertirse en programadores web competentes en pocas semanas.

Consideraciones del Desarrollo Móvil

En el móvil se debe tener en cuenta a los usuarios sin conexión. Es muy simple realmente, no se puede suponer que los usuarios están en línea.

Las conexiones móviles no son confiables, por lo que es importante que todo el marco trabaje en presencia de malas conexiones de red: 3G, GPRS, fuera de línea en el túnel, fuera de línea en los aviones, etc.

Los usuarios interactúan con las aplicaciones de forma diferente. La experiencia del usuario por primera vez es mucho más importante con una aplicación que con la web.

Tiene que asegurarse de que en el Desarrollo Móvil su primera experiencia de usuario debe estar lo más optimizada posible, y se utilice una estrategia inteligente de compromiso con los recursos adecuados (por ejemplo, notificaciones push).

Optimizar la experiencia del usuario por primera vez es esencial para aumentar las tasas de retención, así como la participación, lo que en última instancia, conduce a la monetización.

En resumen

Los equipos de Desarrollo Web están acostumbrados a realizar pequeñas iteraciones rápidas, pero el móvil lo convierte en un desafío.

En el Desarrollo Móvil todas las versiones deben ser reenviadas a las tiendas de iTunes/Google Play, lo que resulta en muchas aplicaciones (comprensiblemente) en la ejecución de cambios a granel. 

El proceso de llevar una aplicación móvil a la vida tomará meses para aprender y años para dominar, e incluso esos “maestros” siguen aprendiendo y estableciendo nuevos patrones. Esto significa que cualquier cambio en el código de la aplicación puede causar dolores de cabeza.

En la web puedes empujar cualquier cosa que te guste en directo al 100% de tu base de usuarios en segundos. Nuestro objetivo es volver a crear esa situación en el móvil, en lugar de pasar semanas para obtener una versión aprobada y luego esperar a que el lanzamiento llegue a los dispositivos de todos los usuarios.

Sí te gusto el artículo no dudes en compartirlo, así mismo te invitamos a ver nuestro catalogo de cursos con Descuentos.